Que difícil es verte sufrir amiga,
ya que eres como una hermana para mi.
Todos los momentos que contigo viví,
todas esas veces que me hacías reir,
hoy las guardo como un tesoro en mi corazón
pues tu amistad no tiene precio,
vale tanto, tanto, tanto
que jamás podré olvidar.

Amiga, cuando necesites una mano,
cuando extrañes a una buena hermana
ahí estaré para consolarte,
amiga si caes te restauraré,
si tropiezas te levantaré
como lo hicieron conmigo.

Amiga, no me importa lo que pasó
lo que tienes que saber es que
"te quiero mucho".

Para: Jashel Aban